RPP Caixa - Aboga2

Servicios jurídicos
de confianza
FAMILIA
PENAL
MERCANTIL
CIVIL
ADMINISTRATIVO
RECLAMACIÓN BANCOS
ACCIDENTES TRÁFICO
FISCAL
HERENCIAS Y SUCESIONES
DESAHUCIO
DIVORCIO/SEPARACIÓN
ROBO, HURTO, ESTAFA
RECLAMACION DAÑOS
Y CANTIDADES
Vaya al Contenido
INFORMACIÓN SOBRE GESTIONS RPP
#A aquesta pàgina informarem sobre la situació de les nostres demandes del RPP
03/NOVBRE/2018

SITUACIÓ ACTUAL DEMANDES:

A Hisenda:                                                   15
Al Tribunal Econòmic Regional:              13
Al Tribunal Contenciòs(*):                           0
TOTAL                                                          28

(*)Al l´any es podrien interposar demandes, termini ja transcorregut, però al no tenir cap resposta negativa dels Tribunals Econòmics Regionals, no tenim un motiu clar que impugnar, creiem millor esperar alguna resposta.

Molts de companys que rescataren el seu pla de pensions als darrer exercicis s'han interessat per presentar demanda. Els hem aconsellat esperar a presentar abans de la propera declaració de renta per evitar la prescripció o actuar si ja tinguésim resposta.

De moment les respostes negatives que ens dona Hisenda no tenen cap fonament clar per fer-nos desistir d'allò que consideram just. Evidentment no es posicionen sobre la jurisprudencia que esmenem a la petició i de la cual en fem un resum textual a continuació:

Hemos de partir del artículo 28 de la Ley de Planes y Fondos de Pensiones, así como del 25 k) de la Ley 18/1991, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, vigente en el ejercicio a que se refiere esta reclamación. Ambos preceptos ordenan integrar en la base imponible del beneficiario de los Planes de Pensiones y sus sistemas alternativos a las "prestaciones" percibidas de dichos Planes. El problema, por tanto, es qué se entiende por prestaciones percibidas de los planes, para cuyo planteamiento ha de seguirse lo dispuesto en el artículo 23 de la Ley General Tributaria, que ordena entender los términos empleados por las normas tributarias en sentido jurídico, técnico o usual, según proceda. En este caso tanto en sentido jurídico como técnico, por prestación derivada o percibida de un Plan de pensiones ha de entenderse la cantidad resultante de la capitalización de las aportaciones y contribuciones al Plan, satisfechas por el promotor o por los partícipes.
En efecto, se configuran los Planes de pensiones en su Ley reguladora (artículos 1º y 2º ) como aquellas operaciones definitorias del derecho a percibir capitales o rentas en caso de jubilación, supervivencia, viudedad, orfandad o invalidez, y las obligaciones de contribución a los mismos. Se trata, por tanto, de un mecanismo por el que las contribuciones y aportaciones a los Planes se integran en un patrimonio, llamado Fondo de Pensiones y dan lugar a los capitales necesarios para atender al pago de las prestaciones. Es esencial la equivalencia financiera entre las prestaciones y las aportaciones de acuerdo con sistemas financieros y actuariales de capitalización (artículo 8º ) y según estén fijadas de antemano unas, otras o todas ellas, estamos ante los planes de prestación definida, de aportación definida o mixtos, que se contemplan en el artículo 4º de la Ley . Es decir, que en sentido estricto, la prestación es la cantidad a que tiene derecho el beneficiario como consecuencia del Plan de Pensiones, es decir, como resultado de la capitalización de las contribuciones y aportaciones al mismo, las cuales, según el artículo 8º.3 de la Ley "se realizarán por el promotor y por los partícipes, respectivamente, en los casos y forma que (...) establezca el respectivo Plan de Pensiones (...)". Quiere ello decir que, en rigor, la cantidad transferida al Plan por parte de la mutualidad de previsión social que se extingue, no tiene la naturaleza jurídica de la aportación ni de la contribución, porque no estamos ante contribuciones o aportaciones al Plan por parte de los partícipes ni de los promotores; por tanto, el importe derivado de dicha cantidad transferida, aunque ha sido pagado con cargo al Fondo de Pensiones, no es tampoco una prestación en el sentido que a este término da la Ley 8/1987, porque sólo la que corresponde a dichas aportaciones y contribuciones tiene naturaleza de prestación. En el caso planteado estamos ante un pago de naturaleza especial y origen mixto, que es consecuencia del tránsito de la mutualidad al Plan de pensiones a que se hizo referencia y no ante una prestación en sentido jurídico-tributario, al menos en su totalidad".
Si aplicamos la anterior conclusión al caso aquí controvertido, se observa que una parte de la suma percibida por el contribuyente no procede de las contribuciones y aportaciones al Plan de pensiones, sino de los fondos transferidos al Plan por una entidad preexistente. Esta distinción - y la aplicación de sus consecuencias- resulta necesaria para que la regularización tributaria del contribuyente que la Oficina gestora pretende practicar, sea conforme a Derecho: las cantidades procedentes de la entidad de previsión social, ni fueron aportaciones o contribuciones al Plan de pensiones en el sentido jurídico y técnico que acaba de examinarse, ni recibieron el tratamiento tributario previsto en la Ley de Planes y Fondos de Pensiones, al ser anteriores a la misma. Por tanto a la porción de la prestación percibida que corresponda a dichas cantidades no puede ser de aplicación una norma -el artículo 25.k de la Ley 18/1991 - que se refiere a un caso distinto, porque lo contrario equivaldría a incurrir en analogía. Es verdad que la Ley no prevé específicamente esta situación, pero precisamente por ello ha de acometerse una cuidadosa labor hermenéutica encaminada a definir qué se entiende por prestación de un plan de pensiones, para concluir que cabe la posibilidad de que se perciban cantidades que no tengan la naturaleza jurídica de prestaciones propias de un Plan, con las consecuencias de todo orden -en este caso, tributarias- que ello implica. En este caso y como conclusión de lo anterior, ha de concretarse la siguiente tributación de la cantidad percibida por el contribuyente con motivo de su jubilación: 1) Como rendimiento del trabajo personal, la parte que corresponda a la prestación del Plan de pensiones, o lo que es lo mismo, la originada por las cantidades aportadas al mismo en virtud del Plan, que tienen lugar a partir de la entrada en vigor de la normativa sobre Planes y Fondos de Pensiones; 2) Tributará como incremento de patrimonio (artículo 48 Uno, i de la Ley 18/1991) aquella parte de la prestación que tenga su origen en las cantidades aportadas a la mutualidad de previsión social, sea por el empleado o por la empresa".

Nota: La Lley 18/1991 està derogada.

En tenir alguna informació convocarem reunions informatives.





Regreso al contenido